fbpx

Podología: Tus pies sanos

 In Podología

Nos hemos dedicado con especial énfasis a los tratamientos médicos como diabetes, sobrepeso y obesidad; y a su vez a los tratamientos estéticos como la radiofrecuencia, masoterapia y faciales. Por ello, hemos sumado un nuevo tratamiento tanto para nuestros pacientes diabéticos como para quienes quieran gozar de pies sanos.

¿Qué es la Podología?  

La Podología es una rama de la medicina que tiene por objeto el estudio de las enfermedades y alteraciones que afectan al pie.

Principales Afecciones

Pie Diabético:

En la evolución de la diabetes, las complicaciones más frecuentes afectan a los nervios y arterias. Las alteraciones vasculares alteran la circulación sanguínea y facilitan la aparición de edemas y de zonas con mala circulación, que dificultan la curación de las lesiones y heridas. Y la neuropatía diabética provoca la pérdida de sensibilidad, atrofia muscular y dolor. Ambas alteraciones tienen especial repercusión en los pies, aumentando la frecuencia de producción de erosiones, pinchazos, cortes, quemaduras que si no se cuidan se convierten en úlceras, que facilitan infecciones que pueden desencadenar gangrena y a la necesidad de amputaciones.

Infecciones por Hongos:

Son causadas por diferentes tipos de hongos que desarrollan en la queratina muerta, proteína que se encuentra en la piel, cabello y las uñas. Estos hongos se encuentran principalmente en las uñas de los pies (onocomicosis), suelen comenzar en el borde de la uña y se extienden poco a poco hasta la base. Tienden a tomar un largo tiempo para desarrollarse. Los signos más notables son la alteración del color y el deterioro de la uña, afectado también el tejido circundante. Cuando la infección ha tomado fuerza, puede llegar a ser muy doloroso usar zapatos, ya que las uñas suelen engrosarse y desprenderse.

La infección por hongos en las uñas puede ser ocasionada por el pie de atleta que se haya extendido hacia esta zona del pie. Su tratamiento y curación es importante ya que suele ser una infección bastante rebelde.

Pie de Atleta:

El pie de atleta (tinea pedis) es una de las infecciones fúngicas más comunes. Es causada por un hongo que crece en áreas cálidas y húmedas, entre los dedos y planta del pie. Los síntomas más comunes son la picazón, descamación y heridas abiertas. Los lugares donde frecuentemente se encuentra este hongo es en duchas, piscinas o saunas, se contrae al caminar descalzo.

Uña Encarnada:

La uña encarnada (onicocriptosis) se presenta cuando el borde de la uña se incrusta dentro del borde interno o externo del dedo del pie, ocasionando dolor, enrojecimiento e inflamación en el borde de la uña. Los factores más contribuyentes son el calzado mal ajustado, inadecuado corte de uñas, presión adicional provocada por algunas deformidades del pie o de los dedos.

Durezas:

Nos referimos a las durezas como hiperqueratosis, la cual es una lesión que consiste en el engrosamiento de la capa externa de la piel. La hiperqueratosis en forma de callosidad se desarrolla en la piel como método de defensa frente a una irritación, presión, fricción, inflamación, infección o condiciones externas no beneficiosas para la piel.

Helomas:

Los helomas son lesiones hiperqueratósicas (engrosamiento de la piel), en circunferencia que crecen hacia dentro y en forma de clavo. Aparecen cuando un área de piel recibe una presión excesiva por parte del hueso y del calzado. Los helomas se pueden producir por un calzado inadecuado, que no tenga la capacidad interna necesaria que el pie necesita. También existen otros desencadenantes como la alteración biomecánica del pie, que puede conducir a la aparición de zonas de hiperpresión. Los helomas pueden causar fuertes dolores y cojera, dependiendo de la profundidad de la lesión. Es importante la oportuna atención a los pacientes diabéticos ya que si no se tratan los helomas pueden producir incluso úlceras en el pie.

Sudoración:

La sudoración excesiva (hiperhidrosis) es una condición en la cual el cuerpo produce un volumen de sudor desproporcional a las necesidades fisiológicas para la regulación de la temperatura corporal, es decir, el paciente suda mucho y sin razón. El sudor es producido por las glándulas sudoríparas, que son glándulas que se encuentran en las capas internas de la piel (dermis), comunicándose con la capa más superficial (epidermis) a través de micro ductos que desembocan en los poros de nuestra piel.

Mal olor:

Mal olor en pies (bromhidrosis) se produce por la sudoración excesiva. El sudor no presenta olor alguno, pero sí está condicionado por otros factores, como por ejemplo la acumulación de humedad entre los dedos y la falta de ventilación crea aumento de la acción de microorganismos que originan el mal olor.

Verrugas Plantares:

Las verrugas plantares u «ojos de pescado» son lesiones cutáneas frecuentes y benignas, relacionadas al virus del papiloma humano. Se caracteriza por la presencia de un anillo llamado queratósico. El diagnóstico basado en un examen simple y clínico permite distinguir la verruga plantar de otras afecciones cutáneas de aspecto similar como las callosidades. Es fácil contagiarse del virus en los lugares de concurrencia masiva, una manera común es caminar descalzo en las superficies húmedas de las piscinas o tomar duchas públicas o permanecer en playas y centros de actividades deportivas. La transmisión necesita una puerta de entrada, que es la mayoría de las veces una pequeña lesión en el pie (ampolla o corte).

Pie Geriátrico:

Durante toda nuestra vida los pies están sometidos a constantes estímulos de presión por el peso del cuerpo, provocando alteraciones vasculares y articulares, esto se traduce con el paso del tiempo en la aparición de callosidades y deformidades de los dedos. Así mismo los efectos de posibles enfermedades congénitas, el envejecimiento, y el estrés provocado por las ocupaciones a lo largo de la vida contribuyen a la aparición de alteraciones tanto dermatológicas como estructurales del pie.

Sin lugar a dudas los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo y, en muchas ocasiones, no se les presta la atención que requieren.

  • Andamos unos 10.000 pasos diarios, lo que supone que a lo largo de la vida habremos dado tantos pasos como para dar cuatro veces la vuelta al mundo caminando.
  • Sobre nuestros pies descargamos el doble de nuestro peso en cada paso y hasta cuatro veces más si corremos.
  • Los pies son el único punto de apoyo de nuestro cuerpo, donde sostenemos todo el peso.

Datos súper interesantes para nos visites una vez al año para una evaluación, y si tienes una dolencia específica cuentes con nuestro equipo médico profesional para cuidar de tus pies. Evaluación y tratamientos aptos para cualquier edad.

Agenda tu hora, haciendo click en el icono de whatsapp al costado derecho de la pantalla o llámanos directamente al +56 2 3206 9351.